Funciones de teatro

Publicado en El Cantábrico, el 11 de diciembre de 1927.

DE UNA FIESTA CELEBRADA EN EL PINTORESCO PUEBLO DE FRESNO DEL RIO.
Con extraordinaria animación se ha celebrado el día de la Santísima Virgen (8 próximo pasado), en el salón escuela de este pueblo, una velada teatral, organizada por el maestro del mismo, don Domingo Ruiz, ayudado en todo momento por el muy digno párroco don Ángel Muñoz.

La obra puesta en escena, fue la graciosa comedia en dos actos «La mejor lima social», y su representación estuvo admirable. Por ello cosecharon los jóvenes actores miles de aplausos. Fueron sus intérpretes los distinguidos alumnos; Pedro López, José Luis Ruiz, Felipe Gutiérrez, Amado García, Saturnino Fernández, Restituto García, Cecilio Martínez, José Gutiérrez, Pedro García, Pablo Rodríguez, Francisco García, Felipe López, José García y Claudio Seco.
Todos desempeñaron muy bien sus papeles, y el grupo de «Aserrar la Vieja», estuvo también simpatiquísimo.
Como final, las monísimas niñas Edelmira García, Felisa Fernández, Josefa Seco, Francisca López, Ramona García, María Luz Ramos, Guadalupe Seco; y las hábiles tocadoras Araceli Martínez y Piedad Seco, todas ataviadas con el clásico traje del país, y acompañadas de sus jovencitos bailadores, preparados también semejando ir de ronda, bailaron el típico baile de la región, y aquí fue cuando los espectadores traspasaron el límite de la emoción, y tributaron al grupo de campurrianucos entusiastas ovaciones.
Luego cantaron a coro bonitas tonadas propias de La Tierruca, que también gustaron mucho.
En fin, una fiesta simpatiquísima, y en espera que sus organizadores no tarden en obsequiarnos con un rato tan agradable como el que ese día pasamos.
Enhorabuena para todos, y hasta otra.


Publicado por el Cantábrico. El 26 de marzo de 1929.

FRESNO DEL RÍO
FUNCIÓN TEATRAL
.
Ayer domingo, los jóvenes de este pueblo representaron un precioso drama en tres actos y en prosa, original de don José María Aracil y don Eduardo Palacio-Valdés. La interpretación del mismo, estuvo a cargo de las simpáticas señoritas Modesta López, Consuelo Fernández y Josefa de Celis. Las tres cumplieron admirablemente con sus respectivos papeles. Como jóvenes actores, tomaron parte Felipe Gutiérrez, Hermenegildo López, Francisco García, Ramón Gutiérrez, Felipe Gutiérrez, Eusevio Seco y Manuel López. Todos lo hicieron de perlas, y nos demostraron ser unos verdaderos artistas.
A continuación recitaron el gracioso diálogo «Petición de mano«, de Luis Esteso, los distinguidos jóvenes Julia García y Ramón Gutiérrez. Como lo hicieron a las mil maravillas, cosecharon un sinnúmero de aplausos.
A petición del público (llenaba el local), tuvo el incansable Manolo López que hacer el sentimental monólogo «La huelga de los herreros«.
En su recitación, nos mostró el amigo manolo, lo mucho que vale para esta clase de espectáculos. Por ello, recibió una unánime ovación.

Muy bien queridos actores, y ahora, aunque me juzguéis indiscreto, os voy a dar un consejo, y es; que no ceséis en el camino emprendido; así haréis hombres cultos y prácticos en la sociedad, al mismo tiempo que contribuiréis a que se eduquen e instruyan los que asistan a vuestras representaciones.
Recibid la más sincera felicitación.
UN ESPECTADOR.
Fresno del Río 25 de marzo de 1929.


Publicado en El Cantábrico, el 8 de mayo de 1929.

DE FRESNO DEL RÍO
VELADA TEATRAL.

De admirable puede calificarse la función teatral que el domingo próximo pasado, representó aficionada de este pueblo. La obra puesta en escena, fue el precioso vodevil en tres actos, de Keroul Barre, titulado «El segundo marido«.
El desarrollo del mismo, estuvo a cargo de las simpáticas señoritas Ciriaca Fernández, Modesta López, Julia García, Consuelo Fernández, Rosa García y Carolina Fernández.
Todas supieron desempeñar muy bien sus papeles, y por ello cosecharon delirantes ovaciones.
También contribuyeron al éxito obtenido sus camaradas de escena, los distinguidos jóvenes Ramón Gutiérrez, Francisco Ibarreche, Felipe Gutiérrez, Argüeso, Antonio Rodríguez, Eusebio Seco y Felipe Gutiérrez Macho.
Para todos hubo un derroche de aplausos.
A continuación, las apreciables señoritas Josefa de Celis y Consuelo Fernández, recitaron el graciosos dialogo que lleva por título «La pena del querer«. Al terminar, recibieron muchas y muy justas palmas.
Y vuelvo a lo que os decía en mi crónica anterior; que no ceséis en el camino emprendido; de esa manera, aprenderéis vosotros y enseñaréis mucho a los demás, y eso también es hacer patria.
Os envía la más cordial enhorabuena, que hago extensiva a vuestro director de escena y maestro nacional del pueblo.
UN ESPECTADOR.
Fresno del Río, 7 de mayo de 1929.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *