Conflicto entre los vecinos de Fresno y Aradillos, en el año 1.904

Artículos publicados en La Atalaya, a mediados del mes de febrero de 1.905

JUSTA QUEJA

Los vecinos del pueblo de Aradillos, Ayuntamiento de Enmedio, han emprendido la construcción de una alcantarilla, que partiendo del sitio denominado Fuente Redonda, termine en aquel pueblo.
El objeto que persiguen aquellos vecinos al llevar a cabo tal obra, es el que las aguas
de un manantial que existe en este último punto, lleguen a Aradillos, destinándolas para el servicio público.
Esto proceder sería muy digno de loa si con ello no se perjudicasen los intereses de un tercero, pero como los vecinos del pueblo de Fresno se creen Justamente perjudicados
por tratarse de un abrevadero, éstos han realizado un acto de protesta con el fin de que cesasen aquellas obras, para las cuales tampoco están debidamente autorizados
los que las están llevando a su término.
En efecto, la protesta fue enérgica, pues todo el vecindario del pueblo de Fresno se dirigió al lugar indicado, y con picos y azadas destruyeron todos los trabajos que se habían realizado.
Con tal motivo, la guardia civil de Reinosa ha presentado la oportuna denuncia ante el alcalde de Enmedio, con el objeto de que a la mayor brevedad posible sea resuelta tan enojosa cuestión, evitando de esta manera un probable y serio conflicto.

La Atalaya, 16 de febrero de 1.905

DOS PUEBLOS ENEMISTADOS 
UN ALCALDE HERIDO

Las rencillas pendientes entre los pueblos de Aradillos y Fresno por la construcción de un abrevadero, cuya obra consideran los últimos como perjudicial a sus intereses, ha tenido ya consecuencias desagradables.
Por la construcción de dicha obra pelearon en Las Eras de Reinosa el día 13, por la noche, nutridos bandos de ambos pueblos, entablándose una verdadera batalla campal y repartiéndose con profusión estacazos, bofetadas, puñetazos, … y otros obsequios por el estilo.
De esta refriega resultó herido de arma blanca en el costado izquierdo, levemente al parecer, el alcalde de barrio de Fresno, don Eusebio García Quevedo.
El agresor fue un vecino de Fontecha llamado José Fernández, alias, El Ligero, el cual
también resultó con algunas contusiones.
Como ambos están en la cama, el agresor está vigilado.
La guardia civil de Reinosa ha formado el correspondiente atestado.

La Atalaya, 17 de febrero de 1.905

Etiquetado con: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*