Censo de los Obispos. Año de 1588.

El Censo de los Obispos, que algunos tienden a confundir con el Censo de la Corona de Castilla de 1591, fue ordenado por Felipe II, quien a finales de 1568, requirió a los obispos de la Corona para que le remitieran una relación de las poblaciones de sus diócesis, en las que se indicara el número de vecinos de cada una de ellas.
Cada obispo, debía requerir al personal eclesiástico a su cargo, para que se encargaran de la recogida de dicha información. Parece ser que el clero en general, no puso demasiada disposición en ello, y el resultado dejaba mucho que desear, no estando claro entre otras cosas, si se contabilizaba la nobleza y el clero.

La información remitida por el Arzobispo de Burgos el 27 de noviembre del año 1588 sobre nuestro pueblo de Fresno era de 34 vecinos, notablemente inferior a los 44 que solo tres años más tarde se hacían constar el el Censo de la Corona de Castilla.
Esta notable diferencia, se aprecia no solo en el pueblo de Fresno, sino en todas las localidades de lo que hoy es el Municipio de Campoo de Enmedio, en que se pasaba de un total de 332 vecinos anotados en este Censo de los Obispos, a 389 en el de la Corona de Castilla, en un periodo inferior a tres años.

En este censo, se hacía constar también el número de pilas bautismales habidas en cada lugar, contando solo en el arciprestazgo la localidad de Villacantid con dos pilas; lo que parece indicar que en el lugar de Fresno en esas fechas, no estaba aún construida la hoy desaparecida iglesia de San Miguel. Existiendo solo la también hoy extinta de Santa María, que al menos desde el año 1768 en que se realizó el Censo del Conde de Aranda, y hasta el año 1786 en que se construyó la actual Iglesia de San José, constaba como parroquia del lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *